jueves, 24 de abril de 2008

Las llamadas de los domingos a la tardecita

Siempre buscamos que la gente que nos visita dance con nosotros, con todo el cuerpo, o con las manos o siquiera con los ojos pero con el alma suelta…y de a poco, las personas ‘extrañas’ se van animando, sólo tiene que aparecer el espacio, el momento y el resto sucede, como sucedemos nosotros, mágicamente.
La Cuerda Floja ese espacio creado mágica e invalorablemente, por un grupo de amigos (y desconocidos que se van ‘enchamigando’) en el espacio recuperado de Cervantes y San Lorenzo y los domingos por la tarde en la plaza España.Ese espacio sostenido a fuerza de cariño y esfuerzo permitió que muchas personas nos reencontráramos alrededor de la música y la danza, sumáramos nuestros sueños y sabidurías y también la reflexión histórica, el compartir y planificar acciones-ilusiones redescubriendo y trabajando sobre nuestros saberes y prácticas culturales, las que se tejen desde antaño y las que reinventamos cada día…, un espacio y un tiempo de aprendizaje colectivo.

niño@s y grandes, de todos los colores, tamaños y sabores nos eneseñamos y aprendemos, entre todos y entre los árboles, entre los mates y los tambores... para que las voces de lejos y de adentro nos hablen nos cuenten nos guíen.
Elsa Emilia.