martes, 29 de abril de 2008

Compañeros, se que nos sacan para matarnos.
Es mentira que es un traslado.
Y si lo es, es un traslado a la muerte.
pero quiero que sepan que moriré de pie peleando como pueda
a los mordiscones si estoy atado.
Todos los que hoy nos sacan de la cárcel,
los que están aquí adentro y los que esperan a fuera,
son culpables ante la Historia,
culpables de la miseria del pueblo
y culpables de nuestras muertes.
Solo quiero pedirles que cuenten de estas matanzas a mis hijos
cuando ellos tengan edad de entender
que paso en la argentina de estos años
y a mi compañera cuando puedan verla.
También les digo compañeros que
de nada vale este sacrificio nuestro
si ustedes no siguen peleando
por mantener viva la memoria popular;
por eso,
cuentenle a nuestro pueblo
porque nos asesinan
y porqué decidimos morir de pie.
Chau compañeros, cuídense...¡Libres o muertos, jamás esclavos!


...El Flaco (Salas) bajó de ese mar de abrazos y se alzaron todas nuestras voces, nuestras viejas consignas renacieron de las cenizas...y envolvieron la cárcel chaqueña como una bandera gigante, transparente, multitudinaria...que nos cobijaba, que nos abrigaba, que nos refugiaba...que dejaba afuera a los verdugos que afilaban sus dientes y sus sables.

Extractos del libro "Allí va la Vida" de Jorge Giles.